Mapa del sitio | | Contacto | RSS 2.0 | Versión Web | Versión Móvil | Versión Tablet

Confederación Nacional del Trabajo

Inicio CNT VALLADOLID > Acción Sindical > Enseñanza > Parte de Expulsión nº 12

Parte de Expulsión nº 12

Viernes 8 de mayo de 2009

Coincidiendo con la campaña de CNT contra Bolonia, damos salida a este nuevo número del boletín informativo de la Sección de Enseñanza de CNT Valladolid.

En el día de ayer durante la fiesta por la autogestión de nuestra Sección de Enseñanza, presentamos este nuevo número en las que destacamos las siguientes noticias (además de las habituales secciones de noticias breves, convocatorias y reseñas):

  • Entrevista a Fernando Pastor, impulsor de la lucha contra los crucifijos en centros públicos «Poco a poco vamos ganando las batallas del laicismo»
  • Plan Bolonia: de plano, ¡no!
  • ¡Desde abajo! Contra la crisis (y los que se benefician de ella)
  • Seguimiento de la revuelta griega
  • Las Misiones Pedagógicas de la II República: historia de una agresión cultural

A continuación reproducimos el editorial de este nuevo número:

Bolonia es un problema social porque es una nueva ofensiva neoliberal

De las pocas cosas que hoy día pueden salir rentables es la Educación. Con la crisis muchas grandes empresas y bancos perderán dinero, incluso muchas quebrarán, pero no seamos ilusos, los empresarios ahí seguirán, buscando dónde hacer negocio. Y es que junto con las energías renovables y la alta tecnología, la Educación (gracias al Plan Bolonia) se abre también como mercado para las empresas. ¡La Educación al servicio del mercado!

Es una ofensiva más como aquellas en las que siempre decíamos: “esto terminará estallando”, “esto no es sostenible”, “quizás a corto plazo a algunos les venga bien, pero ni es justo ni aplicable a largo plazo”, “deberíamos organizarnos contra ello”… Con Bolonia, desde CNT volvemos a avisar, al igual que con las reformas de la LOU, las laborales que hemos sufrido estos últimos años, las recientes ordenanzas municipales… todo esto va en nuestro perjuicio, y es necesario organizarse para parar estas ofensivas.

El Plan Bolonia es un ataque a toda la sociedad, porque es un recorte social el dar vía libre a la intrusión de empresas en las universidades para sacar provecho económico de ello. Bolonia es un ataque más, igual que la jornada de 65 horas laborales que quieren marcar para los países de la UE, o calificar como delito la situación de los inmigrantes ilegales, y su consiguiente encarcelamiento en un CIE, o también la intrusión de empresas en la gestión de la sanidad.

Poco a poco, sector a sector nos las meten dobladas. El problema es que con Bolonia se han encontrado con un movimiento que cada vez es más fuerte, un movimiento que se opone y que no exige reformas, sino la derogación del Plan. Es un movimiento que, además es autogestionario y asambleario (donde nadie manda a nadie), y lo que es más interesante aún, que en muchas de sus asambleas se ha alcanzado ese clima de cambio social. Asambleas que luchan contra Bolonia, pero luchando contra Bolonia luchan contra el Capital, contra el Estado, contra la autoridad, asambleas que plantean otra pedagogía diferente, que al igual que los jóvenes griegos, sueñan con lograr un mundo con un orden social muy diferente a este.

Es por esto la represión a la que se está viendo el movimiento estudiantil allí donde las luchas son más intensas. En Barcelona ya expulsaron a 8 alumnos de las universidades públicas por participar en actos contra Bolonia. Quizás el hecho más sonado fue la carga producida por los Mossos en la ciudad condal, contra estudiantes realizando una sentada. Días después, la policía también cargaría en las Islas Baleares contra estudiantes que ocuparon una autovía en solidaridad con las cargas y detenidos de Barcelona. Si se inquietan vamos por el buen camino y debemos asumir que la represión es la respuesta más lógica por parte del Estado. No podemos olvidar que luchamos contra sus intereses, y al igual que nosotros nos defendemos ante sus ataques, ellos también lo hacen sobre los nuestros.

Aquí en Valladolid la situación deja mucho que desear. De momento sólo existe una asamblea contra Bolonia en la ciudad. El resto de la lucha procede de organizaciones que se pronuncian contra Bolonia, pero no es un movimiento exclusivamente estudiantil.

Desde CNT Enseñanza seguimos animando a que se creen asambleas en cada Facultad e Instituto para luchar contra Bolonia, y a que éstas contacten con nosotros si lo desean para unir fuerzas. Y si estás dispuesto a luchar contra Bolonia y por un aprendizaje libre, pero no encuentras con quién, en CNT nos reunimos el primer domingo de cada mes para hacer asamblea, además de las excepcionales si la situación lo requiere. Si te interesa, ¡contacta!

Bolonia, al ser un ataque a toda la sociedad, si se llega a comprender como tal, podría ser la mecha que encienda las luchas contra este sistema que hace aguas. Y si no hace aguas y quiere reflotarse, tendremos que ahogarlo como sea, porque en juego están nuestros intereses, frente a los suyos y sus negocios.

Para ello; ¡organízate y lucha!


PDF - 553.7 KB

::: Para una cómoda lectura, puedes descargartelo e imprimirlo en PDF :::


Temas